Aceptación

campo_nevado

Decidió ir al cine a ver la última película de su director favorito.

Para ella era todo un reto. Nunca había ido sola. La película la emocionó. Nunca olvidaría el fotograma final. Un campo blanco de nieve, un blanco luminoso dando paso a un fundido a negro apareciendo entonces los títulos de crédito mientras la banda sonora la envolvía de sentimientos. Se quedó hasta el final cuando ya solo quedaban dos o tres personas en la sala. No paraba de llorar.

Al salir decidió volver a casa andando aunque distara a una hora de camino fuera ya entrada la noche y tuviera que soportar los rigores del invierno.

Después de todo lo ocurrido con tanto dolor acumulado en su corazón era la primera vez que cedía a las lágrimas.

El campo níveo aparecía en su mente. Era una metáfora perfecta de lo que la había ocurrido.

Una vida plena, llena de amor y sentido. Hubiera querido que la película se prolongase pero el fundido a negro y los títulos finales indicaban que el film había acabado y por mucho que se negara debía aceptar y marchar de donde por un tiempo había sido feliz, porque sencillamente se había terminado.

Caminar la estaba viniendo bien. El paseo con el frío en su rostro despejaba su mente. Sabía que era en gran parte motivado también por haberse desahogado llorando como una niña desconsolada.

Era hora de aceptar, de entregarse al duelo que se había negado a tener, de comprender sus sentimientos, de no culparse a si misma, de entender que la vida prosigue y aunque el dolor fuera muy grande, por muy terrible que fueran los hechos, ella era capaz de asimilarlo y guardar el equilibrio necesario para afrontarlo.

Cuando llegó a su casa, se encontraba en un estado sereno como hacía tiempo no sentía.

Tomó la determinación de no posponer más aquello que era necesario que hiciera y que llevaba postergando durante tres meses aunque esa noche no durmiera.

A la mañana siguiente llamó a su mejor amiga.
-Hola Laura, quiero decirte que ayer estuve en el cine, me atreví a ir sola.-
-Me alegro un montón, yo no sé si sería capaz. –
-No he parado de llorar, amiga,lo necesitaba pero no era capaz,ya me conoces.-
-A veces me dan ganas de pellizcarte hasta hacerte daño, o decir cosas que no siento para que reacciones a ver si logro arrancarte las lágrimas, eres fuerte, muy fuerte y usas tu fortaleza como un muro para protegerte, pero a veces tienes que  dejar ese escudo a un lado y mostrar tu lado frágil que también lo tienes, no es malo, es hasta necesario.-
-Lo sé, pero me cuesta tanto… ¿Sabes? he dado otro paso.-
-Cuéntame.-
-He sacado su ropa de los armarios y la he guardado en bolsas para donarla o tirarla, he metido en cajas sus pertenencias, he elegido que voy a conservar y de lo que me voy a deshacer y sus fotos las he guardado en un cajón para no verlas tan a menudo; le echo mucho de menos y sigo sin entender porque decidió dejar de vivir, es como si habiendo estado con él por años no lo hubiera conocido, pero he decidido que voy a salir adelante y superarlo.-
-Lo vas a lograr. Te va costar pero lo lograrás. –
-Lo sigo amando como si estuviera presente.-
-Yo también sigo queriéndolo y sigo sin creer lo que sucedió. Sigo haciéndome preguntas… Si a mi me cuesta, no puedo imaginar como te sientes, pero ¿sabes mi amiga? Lo importante es que te quieras a ti misma y seas consciente de que el dolor seguirá ahí por mucho tiempo pero tienes la capacidad para superarlo porque estás dando los pasos necesarios.-
-Gracias por estar ahí, te quiero.-
-Yo también a ti, no lo olvides nunca. Luego nos vemos.-

Era sábado por la mañana y aunque estaba muy cansada decidió bajar a desayunar al bar de enfrente de su casa. Después iría a comprar a las rebajas algo de ropa y mirar cortinas nuevas para el salón y la habitación. También pintaría las paredes. Mientras que no pudiera vender el piso, tendría que hacer pequeños cambios para que no la comieran los recuerdos.
La vida continuaba y ella decidía vivir y amarla.

Reflexión sobre la aceptación.

Tema musical

Un comentario en “Aceptación

  1. Pingback: …Sobre la aceptación de lo que nos sucede. | CAMINO DE KEGILAAN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s