El fuego en su cerebro

Se encerró en la habitación después de dejarlo todo limpio y recogido. Cogió la cinta americana y se dispuso a sellar todas las rendijas de luz que hubiera. Primero el umbral de la puerta en todo su perímetro, los laterales, el dintel y el hueco de debajo de la puerta. Después hizo lo mismo con … Sigue leyendo El fuego en su cerebro

… A tres rosas en la madrugada

Caminamos por Las calles en el barrio de las letras. Madrugada de primavera inusual, de aceras brillantes pulidas por la lluvia. Un Pakistaní se cuela entre la gente vendiendo rosas… Elevo mi mente ahora escribiendo desde el recuerdo.. La vida en un manojo de momentos, ramo de rosas rojas, pequeños intervalos concatenados de tiempo, para … Sigue leyendo … A tres rosas en la madrugada

En memoria de los amaneceres vividos.

En memoria de los amaneceres vividos.   Esta carta está dirigida a todos vosotros, mis amigos... Los que lo fuisteis y ya no lo sois, los que seguís siéndolo, los que sois nuevos. Los que estaréis ahí por mucho que pase el tiempo o aquellos que dejaréis de serlo.   Nunca olvidéis que a pesar … Sigue leyendo En memoria de los amaneceres vividos.

…de nieve y fuego

<< Afuera los campos nevados... blanco y plata de luna llena de invierno, profunda paz y silencio, nieve virgen que hasta ahora ningún hombre o animal ha pisado>> Escribo estas palabras en mi diario...   Estás sola en tu habitación, tumbada en la cama, desnuda y arropada al calor de un edredón de plumas, te … Sigue leyendo …de nieve y fuego

El tiempo dormido

Hoy me he acordado de ti, de tu sonrisa pícara, de la alegría que irradiabas llena de vida, la vida que decidiste abandonar un húmedo día de noviembre. Hoy se han proyectado en mi memoria recuerdos, imágenes, sentimientos y sensaciones, de una madrugada abrazando el nuevo día decorada con luces funestas de sirenas y una bolsa  … Sigue leyendo El tiempo dormido

Donde los mares grises sueñan con mi muerte

Viajaré hasta los confines del mundo, donde los mares grises sueñan con mi muerte, allí donde los tres oceanos pugnan por reinar en supremacía. Y no es mi próposito perecer en sus aguas, aunque sé que jugarán a ver quien arrebata mi vida. Solo quiero que la criatura que en mi interior habita comprenda porqué … Sigue leyendo Donde los mares grises sueñan con mi muerte

Cattleya

cattleya versión pdf     Esta es la historia de un mago que cierto día volviendo de un viaje a un plano inferior habiéndose enfrentado a criaturas infectadas de odio y maldad, habiendo encerrado con cadenas en el pozo cegador de luz a criaturas malignas llenas de oscuridad, decidió reposar en otro plano, en un lugar … Sigue leyendo Cattleya

…de una niña y sus silencios

Si pudiera expresar lo que siento... A veces si me lo propongo puedo levantarme del suelo, con alas de hada asciendo y asciendo, las mariposas me acompañan y envuelta en nubes de colores hago piruetas dibujando estelas doradas en cielo. Si pudiera expresar como me siento... A veces soy una princesa guerrera y nada me … Sigue leyendo …de una niña y sus silencios

REQUIEM

Caminaba por un sendero de tierra pedregoso. La carretera se veía horadada por dos surcos paralelos por donde inevitablemente deberían pasar las ruedas de los vehículos.  El paisaje era llano con suaves ondulaciones. Un paisaje lúgubre hasta el punto de resultarme enfermizo, carente de viveza. Ocres macilentos y escasos verdes chamuscados de espinos, ortigas y … Sigue leyendo REQUIEM

Canción de amor

Nana del viento susurrando en tu oído, enredando tu pelo, meciendo tu vestido mientras languidece el crepúsculo. Blues del ocaso del sol que  tu rostro calienta y hace prender  tu pelo en reflejos de fuego,  mientras tus ojos se funden  ensimismados con las olas del mar rompiendo en la playa. Tango de arena, húmeda y mullida … Sigue leyendo Canción de amor